Tendencia


Elige tu propia aventura


Por Carmen Ochoa.


Elige tu propia aventura
Los cambios generacionales también se notan a la hora de viajar. Silvers, xennials y millennials reformulan viejas costumbres: dónde vacacionan, cómo y por qué.

Viajar siempre fue una constante a lo largo de nuestras vidas y cada etapa estuvo signada por un destino: la playa con amigos en la adolescencia; la aventura de desandar Latinoamérica como estudiante universitario; los rinconcitos argentinos tras formar una familia, y el Viejo Continente en pareja, cuando los hijos ya habían dejado el nido vacío. 

Sin embargo, las costumbres cambiaron y las prioridades ya no son las mismas. Las nuevas generaciones –silver, xennials y millennials, entre las más representativas de la sociedad– no solo se animan a descubrir lugares tan inéditos como exóticos, sino que también les plantean un verdadero desafío a los operadores, en su afán de querer conquistarlos. “En la actualidad, para comprender mejor los anhelos y los gustos de nuestros pasajeros nos basamos en las redes sociales. La principal es Instagram, ya que ofrece compartir imágenes alucinantes sobre los diferentes destinos. A través de nuestra fanpage de Facebook, los viajeros pueden interactuar con otros turistas y compartir sus experiencias”, afirma Gonzalo Polanco, gerente general de la agencia Les Amis Viajes, que, con casi cuarenta años en el mercado, tuvo que adaptarse a la era digital. 
La edad es lo de menos
Mayores de 60 años, con posibilidades económicas y casilleros libres en la agenda, los silvers (o baby boomers) viajan en pareja, son curiosos y privilegian –y exigen– una alta calidad en el servicio de hospitalidad y gastronomía. Estos adultos, que siempre cuidaron su salud y a quienes les gusta verse bien, están ávidos por las últimas tendencias y los buenos productos, por lo que muestran un nivel de consumo elevado. 

“Son viajeros que no suelen tener una época específica para descansar. En pocos días, desean recorrer varios destinos: mientras más inusuales sean, mejor, como Dubai o los Emiratos Árabes Unidos. A la vez, se inclinan por la zona del Mediterráneo y el norte de Europa”, describe Maximiliano González, gerente comercial de Costa Cruceros (para la empresa, esta generación representa un 20% de sus ventas). 

El Caribe es otra debilidad de los silvers, que combinan la visita a ciudades o pueblos con el relax que ofrecen sus paradisíacas playas. “Este grupo etario intenta tener todo resuelto: comodidad y espacios grandes y confortables. Son especialistas en sacarle el jugo al momento: no piensan tanto en los gastos cuando se trata de deleitarse”, dice Gastón Tudesco, gerente comercial de la compañía TTS Viajes. 

Según las estadísticas del Facebook de Les Amis, Grecia es otro punto cardinal imperdible para aquellos que están entre los 45 y 65 años. “Más del 20% de los usuarios que visitaron las publicaciones sobre ese destino fueron baby boomers. Es un sitio en donde los turistas anhelan cumplir el sueño de caminar por los sitios arqueológicos más antiguos de la cultura mundial, llenos de mitos y leyendas”, acota Polanco.
All inclusive
A pesar de no haber nacido con la tecnología bajo el brazo, los xennials se caracterizan por comparar opciones a través de la Web y los medios online. Se trata de una generación nacida entre 1977 y 1983, justo entre los X y los millennials, con una infancia analógica y un presente digital. La mayoría son profesionales, modernos, y viajan en familia o en pareja. “El ranking de sus preferencias lo lideran el Caribe, Sudamérica –sobre todo, las playas de Brasil y Uruguay– y el Mediterráneo. Siempre averiguan hasta el mínimo detalle para constatar la relación precio-calidad, evalúan cuál es el mes propicio para armar las valijas, y cómo son la gastronomía, el entretenimiento y las comodidades”, enumera González. 

Los expertos coinciden en que estos jóvenes adultos persiguen tener todo resuelto en un mismo lugar. “Seleccionan aquello que es cercano, fiable, cómodo. Están más cerca del confort que de la aventura, y no los entusiasma el hecho de improvisar sobre la marcha. Brasil termina siendo ideal para ellos por sus excelentes playas y alojamiento, y por las pocas horas de vuelo desde la Argentina”, revela Polanco. Tudesco agrega: “Los xennials valoran que los alojamientos incluyan actividades para todas las edades, acceso a Internet y confort absoluto”. 
La experiencia, ante todo
Nacidos entre 1981 y 1995, los millennials se muestran ansiosos por descubrir y viajar, y dominan los dos mundos a la perfección: el tecnológico y el real. Este grupo prioriza las experiencias por sobre los productos. ¿Qué significa? Que están más atentos a no perderse ni un segundo de su estadía que a conseguir precios en liquidación. Lo que era una ley sine qua non para generaciones anteriores (comprar una casa o un automóvil), ellos lo dejan de lado, ya que no hay nada más interesante que experimentar. Hiperconectados, están constantemente online y no conciben dar un paso sin la tecnología. Por eso, las opiniones en foros sobre hoteles o destinos son muy importantes para estos viajeros. 

“Por ejemplo, cuando estos jóvenes planean subirse a un crucero, rumbean hacia América del Sur, donde reinan las playas y la alegría entre amigos. Entre sus condiciones, se destacan las promociones vigentes, los entretenimientos, los encuentros sociales y la modernidad de las propuestas”, dice González. Tudesco completa la lista: “Buena ubicación, movida nocturna, acceso a Internet y la chance de visitar varios lugares en un mismo viaje. En definitiva, los millennials quieren divertirse”.  

¿Cuáles son sus destinos preferidos? Los poco convencionales, como el sudeste asiático o la cautivante Cuba. “La mayoría de las personas de entre 25 y 34 años aterriza en la isla por un combo imbatible: sus playas caribeñas, su rica historia y su amplio abanico cultural. Con Europa ocurre algo similar: quieren nutrirse de su antigüedad, su arquitectura, sus paisajes. En cuanto al modo de hacerlo, eligen autogestionarse, pero con todo organizado de antemano”, concluye Polanco.

Sin dudas, los cambios generacionales, amén de aplicarse a los valores, la perspectiva con respecto al trabajo y a las aspiraciones cotidianas, también se advierten en ese instante en el que decidimos recargar energías. Desde la búsqueda del lujo y la comodidad hasta priorizar las experiencias a bajo costo, cada generación elige su aventura con el mismo objetivo: disfrutar, conocer, descansar y pasarlo bien.
¿Y por casa cómo viajamos?
La Quebrada de Humahuaca, los viñedos mendocinos y la Patagonia son los destinos argentinos más elegidos por los turistas. Si bien no existen cifras oficiales, las estadísticas de las agencias de viajes aportan referencias. “Iguazú es uno de los puntos turísticos preferidos por los millennials, ávidos por buscar nuevas experiencias en la naturaleza”, afirma Polanco. Otro de los preferidos es Mendoza, ideal para visitar con amigos y disfrutar de la Ruta del Vino, los raftings e incluso los ascensos y trekkings a las cumbres de la cordillera de los Andes. Para los xennials, el norte argentino es el predilecto, sobre todo para las mujeres. Y la belleza de la Patagonia no solo se impone entre los silvers, sino también entre los millennials. Es que la región es dueña de actividades que combinan paisajes naturales y paseos tranquilos con otros planes llenos de acción. Según las estadísticas del Ente Mixto de Promoción Turística (Emprotur), la ciudad de Bariloche es una de las más visitadas por estas generaciones que, mayormente, desensillan con amigos y en familia. “Es ideal para comenzar a recorrer los lagos del Sur”, advierten.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte